fbpx

Adjuntamos informe  elaborado por  Claudio Lozano junto a Ana Rameri.

Para Lozano, “el reciente aumento para jubilaciones y asignaciones otorgado por el gobierno nacional es sencillamente una provocación. El incremento de 14,16% a partir de septiembre no solo no compensa la caída que las jubilaciones y las asignaciones han vivido hasta agosto (perdieron un 16% de su poder adquisitivo), sino que considerando que la inflación hasta finales de año se ubique en niveles entre 1,5% y 2%, los Jubilados y las Asignaciones llegarán a diciembre del 2016 con una caída de entre el 10 y el 12 % en términos de poder adquisitivo real, respecto al comienzo del actual gobierno.

Para ser claros. El Gobierno no anunció un aumento, informó una caída. A la vez, y considerando que la canasta elemental de necesidades de un jubilado se ubica hoy en $12.471, el haber mínimo que con el aumento de $23 por día (o lo que es igual un paquete de galletitas) a partir de septiembre será de $5.661, solo les permitirá comprar el 45% de lo que necesitan. Para ser precisos: Macri no anunció un aumento, puso en marcha la movilidad descendente para los niños y los jubilados”.

Contacto
Partido Político
Diseño Web & Marketing Digital

Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas © 2021.