AFIP

Boletín Fiscal: el sendero de ajuste y regresividad queda ratificado por los datos fiscales del 1er bimestre del año

Presentamos el Boletín Fiscal N°2 sobre las Cuentas Públicas del Estado Nacional. Primer Bimestre de 2018, elaborado por Mariana Rivolta y Claudio Lozano.

Para Lozano, “los datos fiscales del primer Bimestre del año ratifican el sendero de ajuste y regresividad que ya caracterizáramos en nuestro Boletín Fiscal N°1 (ver adjunto 2017) al evaluar las cuentas públicas de 2017. Así, el comportamiento de la recaudación expone a las claras el agravamiento de la injusticia tributaria (regresividad) ya que ésta crece en línea con la expansión del IVA (+ 39%), mientras cae un 24,3% la recaudación de Bienes Personales. Caída explicada por la lógica del blanqueo aplicado por el Gobierno Nacional. Se permitió que los fugadores seriales de la Argentina pudieran blanquear parte de sus tenencias en el exterior y, como contrapartida, se les otorgaron beneficios impositivos. Por lo tanto, en lugar de que el blanqueo mejore la recaudación sobre los impuestos que gravan riqueza (ej. Bienes Personales) resulta que ésta se reduce. Paradojas de una Argentina donde quienes delinquieron resultan, a la postre, beneficiados.

El otro rasgo del primer bimestre fiscal es el ajuste del conjunto del gasto que se reduce un 7% respecto al mismo período de 2017. En el marco de ese ajuste se destaca el recorte de los subsidios (caen un 68%, es decir la contrapartida de los tarifazos) y la abrupta reducción de los gastos de capital (caen un 56,9%). En este último caso se sigue observando el manejo electoral de la obra pública. Tal cual dijéramos en nuestro informe anterior, ésta se concentró entre los meses de marzo y septiembre de 2017 para luego desplomarse en el último trimestre del año pasado y continuar en caída libre durante el comienzo de este año.

Lo expuesto se completa con la ratificación de una evidencia que caracteriza desde sus inicios al gobierno actual: se observa un nuevo crecimiento del pago de intereses por deuda que crecen un 25% respecto al mismo período del año anterior. En solo dos meses los pagos por intereses de la deuda Pública triplican el gasto en Obra Pública.

Por último, pese a que la recaudación del bimestre superó las previsiones oficiales y el gasto se comportó por debajo de lo esperado, el déficit fiscal del bimestre se mantiene, en términos relativos, en los mismos niveles del año anterior”.