fbpx

Informe sobre el plan de viviendas PRO.CRE.AR, elaborado por Claudio Lozano junto a Tomás Raffo, Ana Rameri, Mora Strachnoy, Jorge Farji y Agustina Haimovich.

Según consta en el informe, en el que se analizan la situación habitacional de la Argentina y el impacto del plan tanto en términos de vivienda como en su capacidad de generador de empleo, Lozano sostiene que: «La selección vía sorteo es el resultado de que el PROCREAR es un programa que es ajeno a la puesta en marcha de un Plan de Acceso Universal a la Vivienda, que reconociendo etapas, se oriente a resolver el conjunto del déficit habitacional.

Es la ausencia de universalización que contiene el PROCREAR lo que hace emerger a Mandrake y a su varita mágica como clave para el acceso a la vivienda que el programa puede brindar a un conjunto limitado del amplio universo que padece el déficit habitacional».

– Según los datos del Censo 2010, en la Argentina  el 27,9% de los hogares (es decir 3.391.753 hogares) no son propietarios de su vivienda. Por lo tanto si el PROCREAR solo puede otorgar a lo sumo 100.000 créditos para que no propietarios adquieran su vivienda, solo cubre el 3% de los  hogares no propietarios. Es en este exacto sentido, que el PROCREAR se erige como agua en el desierto frente al mar de necesidades que en materia habitacional acumulan buena parte de los hogares argentinos.

–  Sin embargo, la magnitud del déficit habitacional no remite solamente a la no propiedad de la vivienda, sino también a la calidad de los materiales de la misma. Según esta clasificación, 3.351.358 de hogares presentan mala calidad en sus materiales, de los cuales, 1.451.037 son propietarios. Por ende, si a los hogares propietarios de viviendas precarias le agregamos  los 3.391.753 no propietarios, resulta que 4.842.790 hogares expresan algún grado de déficit habitacional. Por ende, el déficit habitacional abarcaría al 39,8% de los hogares, frente a los cuales los 100.000 créditos del PROCREAR representan tan sólo el 2% de los mismos.

SINTESIS

Si bien el PROCREAR es el programa de créditos a la vivienda más ambicioso que ha puesto en marcha el gobierno nacional, convienen precisar algunas cuestiones:

a)     Se trata de un programa desprovisto de un plan integral de acceso universal a la vivienda.

b)     Pese a la importancia de los recursos, estos solo alcanzan para resolver el 2% del déficit habitacional que padecen 4.842.790 hogares,

c)     Los requisitos del plan tienden a limitar que los hogares de menos ingresos puedan acceder a los convenientes créditos que este plan propone.

d)     En tanto el programa se ejecutará a través de constructoras privadas y se prescinde de la posibilidad de ampliar el  rol del Estado solo o en asociación con privados, o con organizaciones de trabajadores que construyen viviendas, y dada la concentración vigente en dicho mercado (1,6% de las firmas concentran el 62,3% de la facturación), buene parte de esos recursos, en lugar de mejorar la actividad y el empleo redundarán en nuevas rentas extraordinarias para las principales empresas del sector.

e)     Como es costumbre en el gobierno, el financiamiento a través del ANSES es una nueva postergación del pago de las deudas  provisionales y de la mejora de los haberes jubilatorios.

Contacto
Partido Político
Diseño Web & Marketing Digital

Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas © 2022.