fbpx

Se adjunta el informe sobre la situación ocupacional argentina, elaborado por Claudio Lozano y Ana Rameri. En el material adjunto, se cuestionan las mediciones, realizadas por el INDEC y difundidas el 19 de febrero pasado, tanto como los dichos del Jefe de Gabinete sobre los resultados estadísticos de dicho Instituto en materia laboral que, entre otros datos, arrojaron una tasa de desocupación de 6,4 % (4to trimestre 2013).

Para Lozano, y a modo de síntesis del presente material, “Nos ocultan la realidad al decirnos que bajó la tasa de desempleo sin decirnos que también bajó la tasa de empleo. .A finales del 2013 hay 16.630 puestos de trabajo menos que a finales de 2012. Esta menor ocupación no se tradujo en mayor desempleo porque también son menos los que buscan empleo. Es el efecto desaliento que produce una economía que desde hace aproximadamente siete años se ha debilitado de manera extrema en su capacidad de generación de empleo, lo que explica que pese a que existen menos puestos de trabajo, haya menos desocupación. No obstante, no hay que confundir esto con suponer que tenemos una dinámica tranquila en el mercado laboral. Si bien la tasa de desocupación se ubicó en el 6,4%, cuando uno suma a los subocupados que también buscan empleo y agrega a los ocupados que siguen buscando trabajo (muchos de ellos son dependientes de planes que figuran como ocupados en las estadísticas) la verdadera fuerza laboral excedente que busca empleo y opera como límite para la recuperación salarial asciende al 22% de la población económicamente activa. Este es el cuadro de una fuerza laboral donde la mitad de la misma (50,1%; 8,5 millones de trabajadores) está afectada por distintas formas de precariedad laboral”.

 

Contacto
Partido Político
Diseño Web & Marketing Digital

Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas © 2021.