fbpx

En el material que adjuntamos elaborado por Claudio Lozano y Alejandro Lòpez Mieres se explica que una de las cuestiones sustanciales a la que hay que prestar inmediata atención: “la referida a los pagos por deuda realizados por la Argentina en el marco de los denominados ‘cupón PBI’. Pagos estos que se efectuaban casualmente en base al crecimiento del producto. La nueva serie del PBI argentino elaborado por las nuevas autoridades del INDEC para el período 2004-2014 modifica cuestiones sustanciales del relato kirchnerista respecto a lo ocurrido en dicho período”.

Del análisis de los números publicados por el INDEC (Ver detalle en adjunto) se desprende para Lozano que, “de los 48 dólares de cada 100 que el cupón PBI garantiza, Argentina debió haber pagado U$ 13,93 y gracias a la intervención antiimperialista sobre el INDEC, pagamos U$18,04. Es decir que abonamos un 30% más de lo que hubiera correspondido».


PBI

Frente a los nuevos datos proporcionados por el INDEC

Claudio Lozano – Alejandro López Mieres

 Julio 2016

La nueva serie del PBI argentino elaborado por las nuevas autoridades del INDEC para el período 2004-2014 modifica cuestiones sustanciales del relato kirchnerista respecto a lo ocurrido en dicho período. Una de ellas que por cierto merece atención inmediata es la referida a los pagos por deuda realizados por la Argentina en el marco de los denominados ‘cupón PBI’. Pagos estos que se efectuaban casualmente en base al crecimiento del producto. Recordemos que una de las argumentaciones absurdas que se plantearon en aquel momento era que la intervención del INDEC y la modificación operada (en realidad manipulación) sobre el índice de precios, permitía bajar sustantivamente los pagos por deuda. Ocurre que manipular hacia la baja los precios tenía como consecuencia incrementar el PBI real y por ende encarecía los pagos por el denominado cupón PBI. Viendo los números ante la serie publicada por las nuevas autoridades del INDEC surge lo siguiente:

1)    Hasta el 2012 (último pago realizado) el total pagado por la Argentina en función de ese cupón fue entre pesos, dólares, euros y yenes unos U$S 9.965 millones.

2)    Si convertimos la serie de PBI base elaborada por Lavagna desde el 2004 en función de los nuevos datos y teniendo en cuenta los nuevos valores de PBI corriente el cupón en dólares, debió resultar en un pago total de 13,93 u$ frente a los 18,04 u$ que se pagaron. Año por año la cosa es así.

Año 2006. Se debieron haber pagado según los nuevos datos 0,5 unidades de las 48 que prometía el cupón. Pero la Argentina abonó 0,62.

Año 2007. Se debieron haber pagado 1,19 y se pagaron 1,32.

Año 2008.  Se debieron haber pagado 2,28 y en este año se pagó lo mismo.

Año 2009. Se debieron haber pagado 2,82 y se pagaron 3,17.

Año 2010. No se pagó así que acá no hay diferencia.

Año 2011. Se debieron haber pagado 2,88 y la Argentina pagó 4,38.

Año 2012.    Se debieron haber pagado 4,25 y pagamos 6,26.

Pasando en limpio, de los 48 dólares de cada 100 que el cupón garantiza, Argentina debió haber pagado u$13,93 y gracias a la intervención antiimperialista sobre el INDEC, pagamos u$18,04. Es decir que abonamos un 30% más de lo que hubiera correspondido.

Dado lo expuesto, en base a la nueva serie del PBI, Argentina debió haber pagado hasta el 2012 u$ 7671 millones y no los 9.965 millones que pagó.

Es de esperar que frente a tamaña cifra que implicó distraer recursos públicos que podrían haber atendido el desarrollo productivo o la situación social, el gobierno nacional haga las presentaciones judiciales correspondientes a efectos de enjuiciar a los funcionarios que fueron autores de esta maniobra de desfalco a los recursos del pueblo argentino.

Estamos diciendo que Argentina pagó u$ 2.294 millones más de lo que hubiera tenido que pagar. Frente a la cifra expuesta el BOLSO de LÓPEZ representa apenas el 0,36% del desfalco perpetrado en el marco de la Intervención del INDEC. Lo de López es, frente a esta cifra, apenas un vueltito. Y esto no es para exculpar a López o para no ir a fondo en esta investigación. Es para ocuparnos en serio de lo más relevante. La corrupción no puede ser ubicada exclusivamente en el territorio de la voracidad individual de individuos inescrupulosos. Hay que asociarla con el sostenimiento del statu quo y el vínculo con los intereses de los sectores de mayor capacidad económica. En este caso la intervención sobre el INDEC reforzó el carácter de pagador serial de deuda a costillas de los argentinos que llevó adelante el gobierno K. Si el gobierno no avanza en las presentaciones judiciales correspondientes, desde Unidad Popular nos presentaremos a la Justicia para sostener esta denuncia.

Contacto
Partido Político
Diseño Web & Marketing Digital

Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas © 2021.