fbpx

Informe sobre Pobreza e Indigencia al 1er. Semestre de 2019, elaborado por Claudio Lozano.

Para Lozano, “los datos indican que el  35,4% de la población es pobre y el 7,7% indigente, lo que implica que, al promediar el año, se verifican  15,9 millones de personas cuyos ingresos están por debajo de la línea de pobreza y 3,5 millones de personas que pasan hambre.

Se observa entonces que durante el último año en el que se concentraron los efectos de la política de ajuste del gobierno de Cambiemos, la comparación semestral del período 2018-2019 da como resultado un aumento de aproximadamente 3,8 millones de personas pobres y de 1,3 millones de indigentes. La tasa de pobreza hace un año atrás era del 27,3% y la indigencia del 4,9%, con lo cual se destaca la profundización de la pobreza extrema en el proceso de deterioro de las condiciones de vida, la cual aumenta en un 57,1%.

El promedio semestral encubre situaciones coyunturales distintas. De esta manera, la primera mitad del año es el resultado de un primer trimestre que, por una cuestión de estacionalidad en los ingresos, contenía cierto efecto de alivio con una tasa de pobreza del 34,1% y una de indigencia del 7,1%; y un segundo trimestre, que estimamos en función de los resultados semestrales, ubica a los niveles de pobreza e indigencia en los valores más altos registrados durante, por lo menos,  toda la gestión de Cambiemos. La tasa de pobreza alcanza el 36,7% mientras la indigencia el 8,3%. Es decir, que de marzo a junio del corriente año se verificó que la población pobre involucra a 16,5 millones de personas y la indigente, a 3,7 millones. Es decir, el segundo trimestre 2019 demuestra una situación de mayor deterioro que el promedio semestral.

Conforme a la comparación anual de los segundos trimestres del período 2018-2019 se puede percibir una  aceleración de las condiciones de deterioro en el caso de la población indigente, es decir en la pobreza extrema. Mientras el aumento de población pobre es de 3,6 millones al pasarse de un tasa del 29% en el segundo trimestre 2018 al 36,7% en el corriente año, la tasa de indigencia se expande en más de un +70%. La misma pasa del 4,8% al 8,3% implicando un incremento de más de 1,5 millones de personas con hambre poniendo de manifiesto el carácter estéril e insuficiente de las tibias políticas de ingresos ensayadas por el gobierno, como ha sido el adelanto anual del aumento de la AUH en el mes de marzo.

Conviene destacar que este proceso de aceleración en el deterioro de las condiciones de vida de la población se da en el marco del acuerdo de la Argentina con el FMI.  Comparando la situación actual con el primer trimestre 2018, la tasa de pobreza pasa del 25,5% a casi el 37%. Es decir, que desde la firma del acuerdo con FMI, en la Argentina hay 5,2 millones de pobres más, derrumbe social que implica que por cada persona que nace en nuestro país, nueve pasan a situación de pobreza”.

Contacto
Partido Político
Diseño Web & Marketing Digital

Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas © 2021.