fbpx

Presentamos la propuesta de UNIVERSALIZACIÓN DE INGRESOS, elaborada por Claudio Lozano y el equipo de trabajo del Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas (IPyPP) que enuncia una salida para la crisis pandémica que constituya una nueva normalidad más justa y equitativa.

Para Lozano, “la decisión gubernamental de avanzar en un acuerdo de Precios y Salarios con el objeto de recomponer el poder adquisitivo y dinamizar el mercado interno, debe complementarse, para ser efectiva, con una estrategia de «universalización de ingresos sobre la población en situación de informalidad y desempleo”.

«En el presente contexto de capacidad ociosa y mercado interno deprimido, el principal estímulo para la reactivación es la recuperación de los ingresos populares. Para dicho objetivo, una Argentina donde prácticamente el 50 % de la fuerza de trabajo se encuentra en situación de informalidad y desempleo, no alcanza con la política salarial para recuperar los ingresos populares. En esta dirección, presentamos la propuesta que a continuación se describe, donde demostramos que con una inversión adicional de, como máximo, el 2,9 % del PBI, se pueden promover 4 millones y garantizar una Argentina Libre de Hambre.»

Síntesis de la presentación adjunta:

 

UNA PROPUESTA DE RECUPERACIÓN DE LOS INGRESOS POPULARES
EN EL MARCO DEL ACUERDO DE PRECIOS Y SALARIOS

En el presente contexto de capacidad ociosa y mercado interno deprimido, el principal estímulo para la reactivación es la recuperación de los ingresos populares. Para lograrlo es imprescindible que las políticas reconozcan el contexto en el cual intervienen: no solo hay 18 millones de pobres y casi cinco millones de indigentes, sino que prácticamente el 50% de la fuerza de trabajo se encuentra en situación de informalidad laboral y desempleo. La consecuencia de ambas cuestiones es que no alcanza con la política salarial que interviene exclusivamente en el terreno de la economía formal (salario mínimo, básico de convenio, paritarias) para recuperar los ingresos populares. Se requiere de un nuevo dispositivo de política pública que intervenga sobre la situación social y laboral.

Con estos criterios es que presentamos la propuesta que se describe a continuación en dirección a fijar un umbral de dignidad para la sociedad argentina al tiempo que se establece un verdadero piso salarial en el mercado laboral favoreciendo la capacidad de discusión de los trabajadores en el ámbito de la economía formal y los convenios colectivos.

El acuerdo de precios y salarios requiere entonces como complemento indispensable la creación de dos instrumentos que intervienen universalizando ingresos en el conjunto de la población en situación de informalidad y desempleo.

Se trata del INGRESO BASICO UNIVERSAL, que recupera y profundiza la estrategia del IFE que en su momento desarrollara el Gobierno Nacional y que, inexplicablemente, en un contexto de agravamiento extremo de la situación social, se eliminara del Presupuesto 2021; y de la instrumentación de un SALARIO SOCIAL DE EMPLEO Y FORMACION que reformule, integre y supere los actuales programas Potenciar Trabajo y Progresar, al tiempo que promueva la creación de un PROGRAMA DE EMPLEO Y FORMACION DE ACCESO UNIVERSAL GARANTIZADO por la política estatal en articulación con las organizaciones populares.

La propuesta implica superar el actual esquema de planes sociales de empleo asistenciales, focalizados e insuficientemente coordinados en cuanto a su ejecución productiva e inserción laboral, por un Área de Economía Pública y Social que bajo una nueva institucionalidad de democratización del Estado, con participación plural y federal (estatal, comunitaria, social y de las pymes) coordine, planifique y gestione políticas públicas que privilegien la resolución de las necesidades básicas del conjunto de la población (vivienda, alimentación, cuidados, salud, educación, desconcentración demográfica, etc).

La propuesta que aquí exponemos sostiene que con una inversión adicional de como máximo el 2,9% del PBI se puede garantizar la inclusión de más de 4 millones de personas en un Programa de Empleo y Formación y es posible sostener ingresos que hagan factible una Argentina Libre de Hambre.

Esta propuesta permite:

Fijar un umbral de dignidad en materia de ingresos para nuestra sociedad que garantice una Argentina libre de hambre. Conformar un programa de empleo de acceso universal garantizado que articule mano de obra con la ejecución de políticas públicas destinadas a la restitución de derechos sociales. Establecer un piso salarial equivalente al Salario Mínimo, Vital y Móvil para todos aquellos que ingresan al mercado de trabajo. Sostener una estrategia de formación permanente de la fuerza laboral. Activar la demanda en el mercado interno para poner en marcha la utilización de la capacidad ociosa y recuperar la actividad económica.

Contacto
Partido Político
Diseño Web & Marketing Digital

Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas © 2021.