fbpx

Se adjunta el trabajo » Salarios, mínimo no imponible, inflación y crecimiento: Un cuarteto que cambió la sintonía» bajo la coordinación de Claudio Lozano y de Tomás Raffo, en el que se compara la evolución de las siguientes variables: remuneración promedio de los trabajadores registrados, Mínimo no Imponible del soltero y del casado con dos hijos, Índice de Precios al Consumidor y PBI, entre el 2001 y el 2011, y entre el 2003 y 2011, desdoblando éste último en ambas gestiones kirchneristas, 2003-2007 y 2007-2011.

El objetivo de este material, que se realizó con la participación de Ana Rameri, Agustina Haimovich y Mora Straschnoy, es constatar la afirmación presidencial (el reclamo sobre aumentar el Mínimo No Imponible a partir del cual el trabajador paga el impuesto a las ganancias es una demanda injusta) con los datos socioeconómicos oficiales sobre los que se base dicha enunciación.

De la comparación resulta que donde hay un cambio notorio entre un gobierno y otro es,  en la actualización del mínimo no imponible y como éste impacta en el poder adquisitivo de los trabajadores alcanzados por el impuesto. Así, mientras en la etapa 2003 – 2007, el mínimo no imponible se ajusta por encima de la inflación (20% y 34,8% en términos reales según se trate del trabajador soltero o casado con 2 hijos); mientras que en el período 2007 – 2011 el ajuste del mínimo no imponible se ubica por debajo de la tasa de inflación (produciendo una caída real del mismo del 20% aproximadamente en ambas categorías). Por lo tanto, durante la etapa de Néstor Kirchner, el ajuste del mínimo no imponible permite mejorar la capacidad adquisitiva de los aumentos salariales otorgados (43,6% para el soltero y 61,3% para el casado con 2 hijos); en la etapa de Cristina Kirchner, el efecto es el inverso, el retaso real del mínimo no imponible transforma los aumentos otorgados en los trabajadores que pagan el impuesto en reducciones de la capacidad adquisitiva de su salario  (así el salario pasa de un aumento real del 16,7% a una caída real del 8,5% para el soltero y del 7,5% para el casado).

SINTESIS

En este trabajo Usted encontrará la comparación de la evolución de las siguientes variables: remuneración promedio de los trabajadores registrados, Mínimo no Imponible del soltero y del casado con dos hijos, Índice de Precios al Consumidor y PBI, entre el 2001 y el 2011.

Los resultados son los siguientes:

1-     En el período considerado, la débil actualización del Mínimo No Imponible transforma el incremento real del salario que asciende a 13,6%, en una caída del poder adquisitivo del trabajador soltero del 8% y en una muy leve recuperación de apenas del 3,2% para el trabajador casado con dos hijos. Es decir en la posconvertibilidad la evolución del Mínimo No Imponible destruye la recuperación del poder adquisitivo del trabajador registrado.

2-     Esta afirmación general reconoce dos períodos sumamente distintos. Uno, 2003-2007, donde en tanto el Mínimo No Imponible aumentó por encima de la inflación el efecto fue el de incrementar el poder adquisitivo del trabajador registrado. Y otro, 2007-2011, donde el retraso del Mínimo le impuso a los trabajadores registrados, tanto solteros como casados, una reducción de su poder adquisitivo de más del 7%.

Contacto
Partido Político
Diseño Web & Marketing Digital

Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas © 2022.