fbpx

Para Lozano, «El proyecto de presupuesto presentado por el Jefe de Gobierno para el ejercicio 2023 recupera el equilibrio fiscal que la Ciudad había perdido hace casi 15 años. Tal objetivo se alcanza de modo regresivo: aumentando el gasto en menor magnitud de lo que se espera crezcan los recursos. Esto se enfrenta con las necesidades insatisfechas de la población del territorio más desigual del país donde el 20% vive en hogares que sufren carencias concretas de bienes, servicios y actividades considerados necesarios para vivir dignamente. En tal marco, resulta contradictorio pensar que el presupuesto público no puede hacer nada por cerrar estas brechas de dignidad y presentar un planteo al que le sobran recursos».

RECURSOS

En lo que hace a recursos, la estructura tributaria porteña sigue estando apoyada sobre una fuerte carga sobre la actividad a través del cobro de Impuesto a los Ingresos Brutos y Sellos, pero poco avanza en captar las mayores capacidades contributivas vinculadas a la propiedad.

GASTO

En lo que respecta al gasto, se observa que las funciones de Educación, Salud, Seguridad y Promoción y Acción Social ocupan los primeros lugares entre las partidas que devengan la mayor parte del gasto. Sin embargo, se observa con preocupación la pérdida de peso de la partida educativa cuya progresiva disminución año a año la llevó a perder 10 p.p. desde 2007. A la vez, todos los rubros del gasto social, reducen su participación en el gasto público de la Ciudad de Buenos Aires. Agua potable, cultura, salud y vivienda junto a la ya mencionada partida educativa, disminuyen su peso en el total del gasto. En simultáneo, deuda pública y seguridad, son las partidas que mayor crecimiento han tenido dentro del gasto, desde que el PRO gobierna la CABA.

DEUDA

Los gastos de la deuda, por su parte, continúan insumiendo una porción muy relevante de recursos. Esta función se fue incrementando conforme pasaron los años: ocupaba el 14to. lugar en el año 2007, se fue incrementando hasta llegar al 9no. en el año 2015, y se siguió engrosando hasta ocupar hoy el 5to. lugar en 2022.

RECURSOS SIN DESTINO

Por último, cabe consignar que, en un contexto de demandas sociales claramente insatisfechas, y bajo un cuadro de emergencia ambiental, urbanística y habitacional, resulta casi obscena la existencia de recursos disponibles sin destino ni aplicación específica. Estamos hablando, de los 9000 millones de pesos en superávit fiscal, de una autorización de endeudamiento en el presupuesto que autoriza un endeudamiento mayor en 9000 millones de pesos respecto al necesario, también sin especificar destino, y de la pérdida de recaudación que, vía desgravación fiscal a los distritos, dejan de estar en manos del estado, sin que quede claro en qué contribuyen. En particular hablamos de los más de 20000 millones de pesos que subsidian al distrito tecnológico sin que quede claro qué contribución específica en la materia garantizan.

Contacto
Partido Político
Diseño Web & Marketing Digital

Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas © 2022.